Blog personal de presentación de opiniones, noticias y comentarios puntuales sobre temas de actualidad.- Asimismo,y considerando que la discrecionalidad de los medios limita la publicación de artículos como los presentados, éste blog se constituye en un espacio de comunicación más libre... y democrático.

miércoles, abril 16, 2008

Petrobras y Pemex... historias ilustrativas

La presente entrevista realizada por AméricaEnergía, refleja la importancia de las posiciones de quienes han venido criticando -con argumentos sólidos- las privatizaciones “delivery”. Procesos iniciados y ejecutados a favor de neo-empresas, que reclaman la libertad de empresa, pero que la pisotean con evidente descaro al sostenerse -en cada país- en grupos de funcionarios y políticos con espíritu de subastadores de bienes y recursos nacionales, los mismos que deberían estar obligados -por un mínimo de decencia, sino de patriotismo- a proteger.

Protección que no limita al Estado, desde luego, a abrirse como economía a la inversión privada interesada en empresas o recursos estatales, pero si a establecer reglas de uso y aprovechamiento equitativo de dichos bienes y recursos. Reglas económicas que además de justificar un adecuado y suficiente retorno de su inversión, les garantice -a futuro- su permanencia en la actividad y reducir significativamente los cuestionamientos.

Cuestionamientos legales, económicos y políticos, que se han de traducir en disconformidad social, y consecuentemente en manifestaciones ó posiciones –muchas veces extremas- que no solo afectarán su permanencia como inversionistas, sino que debilitan las bases de gobernabilidad en cada uno de los países donde desarrollan sus prácticas antisistema, y esencialmente “depredatorias”... para empezar.

AméricaEconomía - AméricaEnergía

15-04-2008Actualidad - por Daniela Cid Mayorga

"Pemex no debe copiar a Petrobras"

El director de la Asociación de Ingenieros de Petrobras, Fernando Siqueira, expone sus inquietudes sobre la eventual privatización de Pemex.

Si hay alguien que conoce el área de producción y exploración de Petrobras, literalmente, “en profundidad” es Fernando Siqueira. El actual director de la Asociación de Ingenieros de Petrobras (Aepet) trabajó durante 24 años en el área de Producción y Exploración de la petrolera brasileña y fue testigo directo de la privatización del 40% de los activos de la semiestatal brasileña durante la década del 90.

Un proceso que, asegura, fue en desmedro de Petrobras y presenta muchas similitudes con lo que está ocurriendo ahora en México con la estatal Pemex. “La privatización de Petrobras fue un proceso ruin para Brasil”, dice Siqueira y las razones las explica en la siguiente entrevista con AméricaEnergía.

Usted fue testigo de la privatización de parte de Petrobras, ¿cómo describiría ese proceso? ¿Presenta similitudes con lo que ocurre ahora en México con Pemex?

Fue una campaña muy fuerte por parte de todos los medios de comunicación brasileños. El argumento era que había que abrir el mercado de petróleo porque así el gobierno iba a reservar recursos para invertir en áreas como educación y salud y seguridad. Es precisamente lo que hoy se argumenta en México en pro de la privatización de Pemex y se trata de un discurso mentiroso. La última vez que un gobierno brasileño destinó recursos hacia Petrobras fue en 1971. Después no volvió a entregar un centavo más, incluso en el período del presidente (Fernando Henrique) Cardoso, cuando Petrobras fue obligada a comprar petróleo y vender más barato.

Al igual que Pemex, Petrobras fue objeto de una campaña de desprestigio durante un largo tiempo. También hubo una campaña en favor de la quiebra del monopolio estatal y la privatización de tal magnitud que la población llegó a pensar que lo mejor para el país era la semiprivatización de Petrobras. Por lo tanto, el resultado que vemos hoy es fruto de una presión financiera internacional no sólo sobre Petrobras sino sobre las empresas brasileñas en general.

Pero la semiprivatización también habrá tenido ventajas. Petrobras, por ejemplo, se caracteriza por sus altas inversiones en desarrollo de tecnología para exploración...

En lo tecnológico también fue negativo para Petrobras que se vendiera parte de su propiedad. Cuando el gobierno de Fernando Henrique Cardoso la obligó a vender petróleo en el mercado nacional por US$ 14 en circunstancias que compraba petróleo en el exterior a un precio promedio de US$ 25 el barril, Petrobras se vio obligada a dejar de hacer inversiones en investigación. Sin embargo, a pesar de estas circunstancias adversas, la empresa fue capaz de desarrollar una tecnología propia para explorar en aguas profundas.

Fue precisamente este esfuerzo –en el que Petrobras invirtió cerca de dos mil millones de dólares– el que posibilitó a Petrobras descubrir una nueva provincia petrolera en ‘Tupi’ y que permitirá a empresas extranjeras como British Gas, de Inglaterra, y Petrogal GAP, de Portugal, recibir 36% de las ganancias del crudo que se explote sin haber aportado conocimiento tecnológico ni haber corrido el riesgo geológico que corrió Petrobras durante los 30 años de exploración de esta provincia.

En este momento la Aepet, que usted dirige, encabeza una campaña para reestatizar los hidrocarburos en Brasil. ¿Cómo describiría los resultados de esta campaña y cuál es su relevancia?

Cuando fue descubierta la nueva provincia petrolera de Tupi, hace cuatro meses, nosotros decidimos reimpulsar esta campaña que habíamos dejado un poco de lado porque hasta ese momento había sido muy difícil convencer a los congresistas brasileños sobre la necesidad de modificar la ley de petróleo para nacionalizar buena parte de las nuevas reservas. Pero ahora, con descubrimientos como el de la provincia petrolera de Tupi y las expectativas de ver a Brasil como una de las mayores reservas mundiales de petróleo, la percepción de la opinión pública está cambiando frente a la importancia de reestatizar nuestros recursos estratégicos.

Además, la gente sabe que en el mundo hay dos alternativas para la industria del petróleo: o es monopolio del Estado o un 70% de su propiedad queda en manos de él. Está el ejemplo de Aramco en Arabia Saudita, NIOC en Irán, Gazprom en Rusia, Pemex en México, Pdvsa en Brasil y Petrogas en Indonesia. Estas empresas tienen más del 60% de las reservas mundiales de petróleo y eso es bueno porque cuando son los gobiernos los que dominan las riquezas de los países los intereses privados dejan de ser tan fuertes y las ganancias de la explotación de los hidrocarburos no van exclusivamente al crecimiento de los portafolios de las empresas privadas sino que también se utilizan para solucionar los problemas de la población.

En este sentido, ¿qué opina de una posible privatización de Pemex?

Pemex no debe copiar a Petrobras. La privatización del 40% de Petrobras fue un proceso muy ruin para Brasil y, como consecuencia, Petrobras convive hoy con muchos intereses extranjeros. Además, mientras países como Arabia Saudita, Irán o Namibia reciben un 34% de las ganancias de la explotación petrolera que se realiza en sus territorios, el Estado brasileño percibe sólo la mitad de este porcentaje de parte de las empresas extranjeras que explotan crudo en los proyectos de Petrobras.

Pemex, además, tiene un cuerpo de técnicos de alto nivel y experiencia de producción muy grande, por lo que no tiene sentido que sea privatizada y que los mexicanos pierdan parte del lucro que la estatal mexicana podría obtener explorando en áreas profundas. No es Pemex la que tiene que copiar a Petrobras: Petrobras es la que tiene que copiar a Pemex y reestatizar la parte de la empresa que ahora está en manos extranjeras.

Sin embargo, es un hecho que el desarrollo tecnológico es mucho mayor en Petrobras que en Pemex.

Lo que ocurre es que el gobierno mexicano cobra a Pemex impuestos muy altos que incluso le dificultan hacer más investigación. En todo caso, no veo que haya grandes dificultades tecnológicas por resolver para Pemex.

¿Hay planes de asistencia desde Aepet hacia los ingenieros de Pemex?

Sí, nos transmitimos información constantemente. Lo que queremos estudiar ahora es si la tecnología de exploración profunda de Pemex cuenta con los equipamientos necesarios para trabajar en el fondo del mar, de manera que se pueda controlar la producción.

¿Qué puede aprender Pemex de Petrobras?

Mencionaría el desarrollo tecnológico. Sin embargo, la tecnología de aguas profundas ya está prácticamente diseminada por todo el mundo y existen empresas que fabrican equipamientos de válvulas en el fondo del mar y se dedican exclusivamente a la perforación de pozos. Por lo tanto, no veo ninguna dificultad para los mexicanos de explorar petróleo con sus propios cuerpos técnicos y a partir de los recursos tecnológicos con los que cuentan hoy.

Finalmente, me parece que Pemex también tiene ciertos conocimientos que interesan a Petrobras y, considerando que estamos en una situación extremadamente difícil energéticamente hablando, es importante desarrollar un intercambio de conocimiento más activo, pero sin que por eso perdamos nuestra soberanía.

Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Les adjunto un post sobre la experiencia de Bristish Petroleum en Rusia:

http://investorsconundrum.com/2008/06/07/el-presidente-mundial-de-british-petroleum-implora-al-gobierno-ruso/

6:12 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home