Blog personal de presentación de opiniones, noticias y comentarios puntuales sobre temas de actualidad.- Asimismo,y considerando que la discrecionalidad de los medios limita la publicación de artículos como los presentados, éste blog se constituye en un espacio de comunicación más libre... y democrático.

jueves, diciembre 04, 2008

Fritz Du Bois... en su laberinto

El nuevo director del diario limeño PERU 21, Fritz Du Bois, que según referencias es economista, utiliza su columna editorial para ofrecernos un punto de vista personal y bastante original sobre que es la economía, tanto como la manera más adecuada -según él- de afrontar la crisis financiera.

De acuerdo a su entender, “la economía moderna se mueve por expectativas: si el consumidor siente confianza de que sus ingresos aumentarán, entonces gasta; y si el empresario percibe ese entusiasmo en la población, entonces invierte. En los últimos tres años hemos vivido un círculo vicioso de optimismo generando una ola que ha impulsado el crecimiento que hemos disfrutado”(sic). Un primer comentario. Tengo la impresión que confunde el todo con las partes (economía con mercado). Un segundo comentario. Lo de "crecimiento que hemos disfrutado", entiendo que no se refiere a las mayorías. Digo nomás.

Pero, siguiendo su argumento, entiendo que nos dice: el consumidor se endeuda pensando que su empleo le durará y que sus ingresos mejorarán. El resultado inmediato es niveles de consumo que se incrementa sostenidamente. Entonces, el empresario -productor y/o importador- visto el incremento de la demanda y la mejora de sus utilidades... decide invertir.

Lo que omite el señor Du Bois, por desconocimiento o intencionalidad calculada, es explicarnos que el circulo vicioso de optimismo -al cual alude- no se crea de la nada. Evita decirnos que es el producto de estrategias de sectores y agentes económicos cuyos intereses inmediatos determinan las reglas de juego de esta y otras economías.

Por ejemplo, los banqueros, que habiendo logrado normas favorables (Ley de Bancos, I y II) para mantener bajas previsiones y altos spreads (diferencial entre tasas activas y pasivas), cuyos niveles están en el rango de 20-50% de interés anual, les permite altos niveles de rentabilidad patrimonial, y en ése afán, requieren incorporar a mayor número de usuarios de tarjetas de crédito, privilegiando no solamente el consumo sobre la producción, sino también las ganancias sobre la estabilidad económica, social y... política.

Por lo demás, no creo que el señor Du Bois olvide que entre el 1999 y 2002, los niveles de morosidad llegaron a 12% de las colocaciones, con lo cual las entidades bancarias estaban en quiebra técnica, dado que las entidades bancarias -en principio- presentaban un monto patrimonial inferior a dicho porcentaje. Evidentemente, la reguladora bancaria (SBS) prefirió mirar a los costados, promoviendo la crisis bancaria (default) en nuestro país que llevó a que bancos como el Latino y Wiese recibieran un “salvataje estatal” (cercano a US$ 500 millones) que hasta la fecha es un pasivo “no honrado” (*).

Nuestro dilecto director de PERU 21, medio de propiedad del influyente (¿?) Grupo El Comercio, no solo trata de explicarnos los fundamentos de la economía moderna, tal como la entiende, sino que usa el perogrullo para alinearse con los columnistas del diario “El Comercio” y “Gestión” (del mismo grupo editorial), entre otros, a los fines de establecerle (Sí o Sí) una agenda económica al gobierno. Desde luego, su objetivo inmediato es evitar contagiarnos del pesimismo internacional, e insistir que “... mantener las expectativas tan positivas que teníamos debió ser el objeto central del gobierno, ya que estas se convertían en un acto invalorable por el que cualquier otro país hubiera literalmente matado; ese optimismo es nuestra diferencia”.

Sin embargo, y en aparente contradicción a su pensamiento guía: las expectativas, al final nos dice: “... es vital que el gobierno despierte y regrese a la realidad. Lo que requerimos con urgencia no es más triunfalismo, roadshows, ni anuncios de grandes inversiones sino la implementación de un programa interno que sostenga el crecimiento”. Evidentemente, esta línea argumental es más sincera y acorde al pensamiento neo-liberal de los MEF-Boys, del cual forma parte.

De hecho, la demanda o necesidad de un programa interno que sostenga el crecimiento, desnuda una triste realidad. Los hacedores de política económica, funcionarios públicos y de entidades privadas de “alta calificación profesional”, influyentes por mantener una red mediática a su servicio, no han desarrollado y menos tienen un modelo matricial que les sirva de marco orientador para ajustar los parámetros y variables ante cambios en el entorno interno y externo. Ni hablar de su interés por un Plan Nacional. Sobre este tema, por lo menos, Patricia Teullet Popoli (COMEX) es más directa y clara, a su manera, sobre la prescindencia de los planes y la necesaria prioridad de contar con personas “calificadas”, como medio de hacer y mantener políticas "exitosas"...

=============
(*) Según las referencias de estudiosos de la crisis finaciera peruana, el "apoyo" estatal habria alcanzado -hasta el 2001- la suma de US$ 1.178 millones (2.3% del PBI).

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Comments:

Blogger Gustavo said...

muy buen post, en que se ha convertido la columna del director?, yo lo pondría en la sección economía no en la de director, ademas yo también lo he leído en el comercio, siempre me pareció aburrido. En que se ha convertido el Peru21, donde estas Rodrich.

9:52 p. m.

 
Anonymous eduardo said...

Desde que salio (lo botaron) Rodrich nunca mas volvi a comprar un peru21, noticias sin analisis, bueno que se puede esperar de esos del comercio que solo buscan su beneficio.

lean a Rodrich todos los dias en la republica

9:05 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home